fbpx

¿Te incomoda?

Incontinencia urinaria

En ciertos momentos nos pueden suceder situaciones incomodas las cuales nos pueden hacer perder la confianza, pero este tipo de problemas son más recurrentes y comunes de lo que crees.

Puede ser producido por una cantidad de situaciones como: como cuando se sigue un tratamiento farmacéutico con efectos diuréticos o, de larga duración, mejor conocido como condición crónica. Claro si esto ya se convierte en algo recurrente, tendríamos que consultar ya con un especialista y tratarlo. Es un tema que afecta tanto a hombres como a mujeres pero fuera de ser algo de esconder lo podemos tratar con la mayor confianza.

¿Cuáles son los tipos de incontinencia?

Incontinencia de esfuerzo: Fuga de la orina cuando se tose, estornuda, se rie, al hacer ejercicio, moverse o levantar algo pesado.

Incontinencia urinaria por urgencia: Necesidad repentina de orinar con pérdida involuntaria a su vez. Se asiste frecuentemente al baño incluso en horas de descanso. Puede deverse a una infección, trastorno neurológico o diabetes

Incontinencia por rebosamiento: Escape de gotas de orina frecuente debido a que la vejiga no puede realizar una evacuación completa.

Incontinencia funcional: Discapacidad física o psicológica que impide llegar al baño a tiempo. Por ejemplo: incapacidad de desabrocharse los botones a tiempo por dolor de artritis

Incontinencia urinaria mixta: Se experimenta más de un tipo de incontinencia. La mayoría de casos es una combinación de incontinencia de esfuerzo por urgencia.

¿Cuáles son las causas?

Hay varios tipos para está condición, puede ser causada por determinados hábitos alimenticios (como consumo de ciertos productos diuréticos), enfermedades subyacentes, mentales o problemas físicos. Por eso, se requiere acudir al médico para una exhaustiva evaluación y determinar lo que produce la incontinencia urinaria.  Sin embargo, nos vamos a centrar en causas por factores de riesgo y son las siguientes:

Edad: A medida que envejecemos, los músculos pélvicos, la vejiga y la uretra pierden fuerza. Los cambios que sobrevienen es la capacidad de retener el líquido la vejiga y aumenta la posibilidad de liberar la orina involuntariamente.

Sexo: Las mujeres tienes más probabilidades de sufrir incontinencia de esfuerzo como es pre y post parto, la menopausia y en general, la anatomía femenina predispone de esta condición. *No obstante, los hombres por problemas prostáticos tienen un mayor riesgo de sufrir incontinencia por urgencia y por rebosamiento.

Sobrepeso: El exceso de grasa corporal aumenta la presión sobre la vejiga y en los músculos-esqueléticos. Se debilitan y permiten la pérdida de orina cuando se tose o se estornuda.

Tabaquismo: Aumenta el riesgo de padecer la incontinencia urinaria

Antecedentes familiares: Si un familiar tuvo la condición, especialmente si fue incontinencia por urgencia, el riesgo que otros miembros desarrollen la afección es alta

Enfermedades: Las patologías neurológicas, diabetes o traumas psicológicos pueden aumentar el riesgo de la incontinencia.

¿Qué se debe hacer?

Si bien la incontinencia urinaria no es una condición que amenace la vida, para los adultos mayores resta su calidad de vida, baja la autoestima, causa vergüenza, aislamiento y depresión. Esta enfermedad es una de las causas principales para que requieran atención en centros asistidos. Además, existen complicaciones como:

Problemas de la piel: La orina irrita la piel, produce erupciones, llagas e incluso infecciones

Infección de vías urinarias: Aumenta el riesgo de padecer infecciones de las vías urinarias

Úlceras por presión: Consecuencia de permanecer tanto tiempo en cama o silla

Accidentes: Existe mayor probabilidad de caídas y fracturas por la urgencia de ir al baño.

Por eso, es necesario acudir al médico y realizar pruebas y una profunda evaluación. En algunas ocasiones, los fármacos pueden tratar ciertos tipos de incontinencia, pero probablemente se requiera de mayor ayuda con la fisioterapia pélvica y el médico realizará una orden médica.

¿Qué resultados trae la fisioterapia pélvica en la incontinencia urinaria?

Hay que entender que es una terapia complementaria de los médicos y lo más recomendable es asistir con el servicio de Terapia de Suelo Pélvico más avanzado. Nuestro equipo, por ejemplo; es multidisciplinario y está comprometido en ayudar a los pacientes en llegar a sus objetivos, para aliviar e incluso superar la condición por incontinencia urinaria.

Ejercicios de Kegel con asistencia
Ejemplos de ejercicios de Kegel por la Dra. Paola Yaranga
Ejercicios de Kegel sentado
Ejemplos de ejercicios de Kegel por la Dra. Paola Yaranga
Ejercicios de Kegel de pie
Ejemplos de ejercicios de Kegel por la Dra. Paola Yaranga

 

Se realiza con cada paciente un programa especial individualizado. Se suele implementar medidas útiles como:

Ejercicios de Kegel: Son repeticiones donde se contraen los músculos pélvicos por cierto tiempo y luego se relajan hasta alcanzar un objetivo.

Entrenamiento o educación viscal: Consiste en la programación de horarios fijos para la micción (orinar) mientras la persona se encuentra despierta.

Ejercicios de músculos pélvicos: Suelen ser muy eficaces, se fortalecen los músculos del esfínter o el recto que son los que pueden detener el flujo de orina.

Modificación de ingesta de líquidos: Se prohíbe tomar líquidos en determinados momentos ( Ej: 3 a 4 horas antes de dormir).

Si el paciente no tiene un médico tratante, al contactarse con Medical Track se le puede ayudar con los mejores especialistas para una cita y ayudarl@ en lo que necesite.

Trabaja  con nosotros

Medical Track, es una Empresa en constante crecimiento y una compañía que apoya el desarrollo de tus capacidades y conocimientos.

Formamos a nuestros empleados para fortalecer el trabajo en equipo y ofrecerles una sólida carrera profesional.

Abrir chat
1
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?