Terapia Manual, más allá de un masaje. Conoce sus beneficios

En la actualidad siguen incrementándose los beneficios a nuestra salud, cuando nos tratamos con un especialista en terapia manual.

Puede que cuando nos mencionen este término solo pensemos en alguien que con sus manos nos hará un estilo de masaje que ayude a relajar el cuerpo, pero la realidad es que la terapia manual tiene un significado más amplio y con valor científico.

Es conocida como una especialidad dentro de la fisioterapia, basada en el tratamiento de las condiciones neuro – músculo – esqueléticas de los pacientes. Se tienden a manipular las articulaciones en base a un estudio previo, en el que se examina la biomecánica de éstas, para poder realizar la terapia con las manos de los especialistas.

La terapia manual se basa en un razonamiento clínico que utiliza algunas técnicas como el abordaje terapéutico, técnicas manuales y ejercicios para una manipulación correcta de las condiciones presentadas en el cuerpo del paciente.

Gracias a la terapia manual se pueden tratar muchas dolencias que presenten los pacientes, tales como: esguinces, contusiones, luxaciones (dislocación), tendinitis, contractura muscular, hernias discales, calambres, dolor ciáticas, artritis, reumatismos, espondilitis (fusión de discos vertebrales), hormigueos en manos/piernas, patologías musculares, bloqueos articulares.

Diagnosticar y brindar una solución al problema, nos permite contribuir en beneficios como:

- Relajación de la musculatura y contracturas por posturas o malos hábitos.
- Producir un estado de relajación y descanso.
- Reducir los niveles de estrés y ansiedad.
- Reactivar la circulación sanguínea y linfática.
- Prevenir lesiones a futuro.
- Mejorar la elasticidad muscular y la actividad articular
- Combatir los problemas de insomnio del paciente
- Reducir el tiempo de recuperación muscular, más si se trata de deportistas profesionales
- Aumentar el bienestar y la calidad de vida del paciente

A pesar de existir tantas dolencias o patologías que pueden ocurrir con frecuencia, bien sea por las posturas inadecuadas que adoptamos a la hora de trabajar, viajar, estudiar, o por el estrés de la cotidianidad que pueden producir inflamación, dolor y aglomeración en las fibras musculares, la terapia manual nos ayudará a contrarrestar estas molestias en el cuerpo, en el menor tiempo posible, mejorando así tu calidad de vida.