¿Cómo mantener los alimentos frescos?

En este tiempo de aislamiento, es importante fortalecer el sistema inmune con un alto consumo de alimentos frescos como verduras, legumbres y frutas de color rojo, naranja, amarrillos, además de alimentos que contengan omega 3, como el pescado y las frutas cítricas, que pertenecen a este grupo.

Con métodos adecuados de conservación, podremos alargar la vida útil del alimento, manteniendo sus propiedades nutricionales y evitando el deterioro y pérdida del mismo.

El objetivo de la conservación es mantener el alimento en perfectas condiciones higiénicas, conservando su olor, color o sabor durante el mayor tiempo posible.

Una de las formas para mantener los alimentos y sus propiedades nutricionales es:

> Congelar: Según la FAO, este método (-18 °C) mantiene los alimentos inocuos por un periodo largo de tiempo; carnes, granos, pulpas de frutas caseras, sopas o alimentos preparados. Lo ideal es descongelar lo necesario para comer y no desperdiciar nada.

Consejos para congelar de forma adecuada los alimentos:

• Envasar o empaquetar en envases herméticos o que pueden ser sellados (fundas con sellado, papel aluminio, plástico para alimentos) , para evitar la pérdida de agua superficial por sublimación (evaporación del hielo).
• Utilizar etiquetas para indicar el alimento
• No introducir alimentos calientes, ya que esta acción provoca un incremento de la temperatura en el interior del congelador.
• El tiempo máximo recomendado de almacenamiento para los alimentos en un congelador de cuatro estrellas es aproximadamente tres meses. (Puede revisar en la página de las USDA en congelación de alimentos).
• Se recomienda usar envases aptos para ‘freezer’. Si se trata de descartables, deberán ser aptos para alimentos. Cuando sean envases de vidrio templado, al sacarlos del congelador, deben dejarse a temperatura ambiente antes de ser calentados para evitar su rotura.

Otra manera de almacenar los alimentos es la refrigeración

> Refrigerar: Según la FAO este método y técnica de conservación a corto plazo, (2 – 8 °C) permite mantener inocuos los alimentos y sin descomponerse. Uno de los principales medios de conservación, ya que al disminuir la temperatura aumenta la vida útil, limitando la actividad enzimática, y de los microorganismos.

Consejos para refrigerar bien los alimentos:

• Tener en cuenta la temperatura de la refrigeradora.
• Hortalizas y frutas frescas: 3-5 días / Conservar bien ventiladas, evitar la condensación de humedad usando bolsas especiales (empaque original o plástico para alimentos). No lavar antes de refrigera.
• Lácteos y embutidos: Mantener en envase original.
• Frutas y cítricos: 2-3 semanas / En bolsas perforadas o directamente sin envoltura

Nota: La European Food Safety Authority se encuentra monitorizando si los alimentos pueden ser portadores del virus, por el momento no existen pruebas de que puedan ser una fuente o vía de transmisión del virus.